Se pronostica que la reforma podrá ser utilizada para que el sistema de inmigración trabaje mejor. Esta reforma aliviaría la situaciones de casi 12 millones de indocumentados que viven ilegales en los Estados Unidos.El abogado Mendez indica que la reforma podría llevarse a cabo en dos etapas: implementando un “Parole In Place” que es como una inspección para personas que entraron ilegales a los Estados Unidos, lo que sustituye la inspección inicial al entrar al país.

Este proceso ya está en vigor y beneficia a los familiares de personas que son miembros de las fuerzas armadas o veteranos. Otra medida que posiblemente podría ser implementada sería un programa para parar las deportaciones, similar al programa ya existente, DACA.Con estas posibles medidas a punto de ser aprobadas por el congreso de los Estados Unidos hay que tener en cuenta que se podrían requerir algunos documentos básicos. Por ejemplo si habían entrado legalmente al país, debe asegurarse de tener esa documentación a la mano. O si en el pasado ha sometido algún proceso ante inmigración, debe buscar los recibos. Por último, necesitara evidencia de que tiene familiares ciudadanos.

De acuerdo a informes cercanos s la Casa Blanca, estas acciones podrían pasar después de las elecciones en Noviembre y se debe enfatizar que la determinación final la tienen las autoridades correspondientes y ninguna de estas medidas aún está en vigor.