(Futuros clientes puede que no obtengan los mismos resultados, ya que cada caso es diferente)


Haber encontrado la firma de abogados Colombo & Hurd fue nuestra oportunidad para salir de las sombras en donde nos sentíamos por encontrarnos ilegalmente en este país.

Somos inmigrantes y buscamos una oportunidad de vida mejor, de luchar y contribuir al desarrollo de este país.

Nos sentimos muy afortunados al haber encontrado a los abogados de Colombo & Hurd y a todo su equipo.

Por eso, mi esposo, mi hijo, mi bebé que viene en camino y yo estamos ampliamente agradecidos de poder escribir estas líneas. Sufrimos la rigorosa orden de una deportación, que gracias a la intervención oportuna de Colombo & Hurd, logró detenerse.

Esperamos que muchas personas cuenten con nuestra suerte y encuentren en su camino esta firma de profesionales y salgan de las sombras, y sigan luchando por un futuro mejor.

Edna y familia – Colombia


Estimados abogados:

Les quería dar las gracias por ayudar a Daniela en la obtención de su pasaporte de una manera tan rápida. Esta semana, Kim y Daniela van a viajar a visitar a mi madre. Yo ya me encuentro aquí en Maine con ella y posiblemente nos tomaremos una foto con las cuatro generaciones. Mi madre ya tiene 92 años y solo pesa alrededor de 82 libras. Sé que este será un momento muy especial para todos nosotros.

Gracias y que Dios los Bendiga,

Connie – República Dominicana


Estamos en el momento de los grandes cambios que se vienen produciendo en el mundo entero. El 24 de septiembre del presente año, fue también para mí un sueño hecho realidad, donde mi esposa, mis hijos y yo fuimos testigos presenciales de ver como las penas y el dolor que nos agobiaron durante muchos meses de temor a una deportación segura se esfumaron. Aparecieron Colombo & Hurd, como un rayo de luz trayendo esperanzas para nosotros. ¡Gracias a Dios!; fue providencial en nuestro encuentro para convertir nuestros lamentos en baile (La Biblia), levantar en alto la bandera de la esperanza; esperanzas que se habían nublado como la eclipse de la luna sobre el sol produciendo oscuridad para la familia Rojas.

El tiempo ha pasado y hoy intentamos reanudar nuestras actividades normalmente. Cada vez que recordamos los momentos difíciles que vivimos, los recordamos y damos gracias a Dios por la bendición que recibimos por haberlos puesto en nuestro camino. Hoy podemos disfrutar esta bendición a manos llenas y sin ningún temor. Gracias por lograr extender mi permanencia en los Estados Unidos a través de la aprobación de la acción de estatus diferido.

Estimado Doctor, no estaría en paz conmigo mismo, ni con usted, si no mencionara este hecho, como un “MILAGRO DE DIOS”. Además, no estaría bien con mi conciencia si no mencionara en este acápite los que ya forman parte de mi historia, los grandes profesionales, Dr. Francisco Álvarez de Mayo Clinic Jacksonville, mi médico tratante, y la reportera de Univision 26, Orlando, Srta. Lymarie Rodriguez, mis ángeles guardianes, quienes jugaron un rol importante en sentar las bases para una defensa eficaz hecha por usted. A usted, mi eterna gratitud, y también a su selecto equipo de trabajo que conforman los ideales del estudio “COLOMBO & HURD, PL”. Gracias a usted y Dios lo bendiga.

Atentamente,

Teodulo – Perú


Estimado Sr. Carlos:

Deseo agradecerles por habernos brindado la atención que tanto necesitábamos. Como Danny le mencionó, los pocos abogados con los que hemos tratado de comunicarnos constantemente nos interrumpían y no nos escuchaban. Apreciamos mucho su profesionalismo, ha sido un gran placer saber que alguien nos escuchó y que sinceramente entiende los asuntos a los cuales nos enfrentamos.

Atentamente,

Phyllis – Estados Unidos


Sr. Carlos,

Queremos agradecerles por su amabilidad,

Oramos mucho a Dios para que nos diera una respuesta a nuestra angustia. Ustedes son la respuesta. Ustedes son un equipo muy especial y están bendecidos con la gracia de Dios.

Oraremos a Dios permanentemente por ustedes,

Familia Gómez- Salazar – Colombia


Estimado abogado:

Le quiero expresar mi agradecimiento por su gran ayuda en mi caso. Le pido a Dios que lo bendiga abundantemente a usted, a su familia y a su práctica y tengo la confianza de que su generosidad y su atención serán bien premiadas.

Renata – Brasil


Estimado Sr. Colombo:

Gracias por haber sido tan profesional en su trabajo y por haber contestado todas mis preguntas con prontitud.
Es muy placentero trabajar con personas tan atentas con sus clientes. Indudablemente, he recomendado los servicios que presta su oficina entre mis amistades, quienes muy pronto van a terminar sus carreras administrativas y al graduarse necesitarán asesoría legal migratoria. Yo deseo que su oficina sea mi lugar exclusivo para todos mis asuntos de inmigración y muy pronto estaré en su oficina contratando sus servicios legales para lograr mi naturalización.

Amer – Kuwait


Abogado:

Muchísimas gracias por su excelente gestión en el caso de mi hijo Marco Antonio. Nuestro reencuentro fue muy conmovedor y ya nuestra familia se está estabilizando emocionalmente. Espero de todo corazón que muy pronto podamos disfrutar del éxito total y completo.

Gracias una vez más por su generoso corazón y su gran profesionalismo en bien de los que de verdad lo necesitamos.

Que Dios lo siga utilizando como su instrumento eficaz y derrame sobre usted su bendición.

Con amor maternal,

Celidet – Perú


Mi nombre es Luz, soy colombiana. Mi caso de inmigración fue negado en 1986. Desde esa fecha, fui una ilegal más en este país, hasta que me decidí a encontrar al abogado Carlos Colombo y en tan solo 7 meses, él logro mi tan anhelado sueño de convertirme en una residente legal de los Estados Unidos, que por más de 20 años esperé ver realizado.

El servicio que me ofrecieron en Colombo & Hurd fue excelente, su personal fue muy atento y siempre me colaboraron en todo mi proceso. No solamente en lo profesional, sino que su calidad humana siempre estuvo conmigo. Quiero agradecerle a todo el personal de Colombo & Hurd por toda su ayuda. Si no hubiera sido por ustedes, yo seguiría sumida en una vida ilegal.

Atentamente,

Luz – Colombia


Estimado Licenciado Colombo:

Que quede registro de que yo no he recibido ningún estímulo financiero para escribir esta carta. Estos pensamientos y palabras son míos y solo míos. Mis palabras no han sido redactadas ni han sido influenciadas por nadie más.

Escribí este testimonio como respuesta por los servicios sobresalientes que recibí del Sr. Colombo.

Soy un hombre de 45 años de edad, felizmente casado y con 3 hijos, con edades de 8, 10 y 12 años. Desde 1980, he trabajado como profesional en el mercado financiero y debido a esto, tengo una excelente relación con la cultura estadounidense y sus ciudadanos. En el 2007, después de haber hecho un viaje maravilloso a los Estados Unidos, tomé la decisión de investigar qué opciones teníamos mi familia y yo para emigrar hacia los Estados Unidos.

Empecé mi proceso, comunicándome con varios abogados de inmigración. El proceso de escoger un abogado de alto nivel profesional es una tarea bastante estresante. Sin embargo, el entusiasmo del abogado Colombo y su competencia lo hicieron sobresalir ante los demás abogados.

El proceso de EB-5 no es fácil. Este proceso puede llegar a ser frustrante, estresante y muy lento. De esta manera, la guía y el consejo del abogado Colombo fue de calidad y profesionalismo. Estoy muy orgulloso de decir que él nunca me decepcionó.

Mi experiencia con Colombo & Hurd ha sido increíble y recomiendo ampliamente sus servicios profesionales.

Atentamente,

Andy – Reino Unido


El proceso de inmigración de los Estados Unidos es difícil y competitivo, por lo que tener los mejores representantes legales de su lado es crucial para el éxito. Mi solicitud fue procesada rápidamente y sin problemas por el señor Colombo y su equipo de experimentados profesionales, quienes fueron amables y conocedores del tema. Cualquier pregunta o duda que tuve fueron respondidas rápidamente y la persona de contacto, Karen, siempre estuvo disponible para discutir mi caso. ¡Ahora soy oficialmente una residente permanente de los Estados Unidos y todo gracias a Colombo & Hurd!

Heather – Reino Unido