Para los ciudadanos italianos, una visa E-2 ofrece la oportunidad de obtener una visa de los EE. UU. realizando una inversión sustancial en un emprendimiento o negocio comercial. Como parte del proceso de visa, se le requiere al inversor que ingrese a los Estados Unidos para dirigir y desarrollar este emprendimiento y también puede traer consigo a sus familiares dependientes (cónyuge e hijos no casados menores de 21 años de edad).

Debido a que Italia tiene un tratado válido de comercio y navegación con los Estados Unidos, los ciudadanos italianos son elegibles para obtener visas E-2. Este tipo de visa de inversor tiene muchas ventajas, incluyendo la capacidad de obtener inicialmente una visa E-2 válida por 5 años y luego además extender la visa indefinidamente, siempre y cuando el negocio permanezca en operación viable. Los abogados experimentados en visas E-2 de Colombo & Hurd han ayudado a incontables inversores a recibir visas E-2. Siga leyendo para conocer más acerca del proceso de visa E-2 en Roma, incluyendo los pasos que los italianos deben tomar para poder calificar para esta visa.

Visas E-2 para ciudadanos italianos: principios básicos

Las visas E-2 son un tipo de visa de inversor disponibles para personas físicas o corporativas que efectúen una inversión “sustancial” en un negocio o emprendimiento comercial en los Estados Unidos. Para poder cumplir con los estándares para una visa E-2, la inversión debe ser suficiente para asegurar que el negocio sea exitoso. Si bien no hay un nivel mínimo de inversión que debe realizarse para obtener una visa de inversor E-2, esta al menos debe ser suficiente para desarrollar el negocio para que pueda llevar a cabo su operación. Esta inversión no puede ser una inversión especulativa u ociosa, como por ejemplo en inmuebles. El inversor debe tener control de los fondos y poner los fondos en riesgo al solicitar una visa E-2.

Además, la inversión debe ser realizada en un emprendimiento real, no marginal y operativo. En otras palabras, el negocio debe generar beneficios suficientes para hacer más que simplemente dar sustento al inversor y a su familia. Un abogado experimentado en visas E-2, como los abogados de Colombo & Hurd, puede ayudar a los potenciales solicitantes de visas E-2 a desarrollar un plan de negocios para demostrar al consulado que el negocio propuesto es real, no marginal, y que puede llevar a un beneficio significativo.

Los ciudadanos italianos que soliciten una visa E-2 deben venir a los Estados Unidos a desarrollar y dirigir el emprendimiento o negocio. Si un solicitante no es el inversor principal, puede obtener una visa E-2 como un empleado supervisor, ejecutivo o con destrezas altamente especializadas. Para los empleados que solicitan visas E-2 en Roma, a menudo el proceso es más rápido si el empleador es una “compañía aprobada”. La Embajada de EE. UU. en Roma lleva una lista de empresas de visas E que ya han sido aprobadas. La Embajada no acepta solicitudes o pedidos de ser agregados a la lista de empresas de visas E.

Solicitar una visa E-2 en Roma como ciudadano italiano

Para los ciudadanos italianos residentes en Italia, las visas E-2 son procesadas a través del Consulado de los EE. UU. en Roma. Sin embargo, si usted posee ciudadanía doble con Brasil u otro país junto con su ciudadanía italiana, su solicitud de visa E-2 puede en general ser procesada por su consulado de EE. UU. local. Todos los solicitantes deben completar los formularios de inmigración requeridos, registrarse en el sistema de inmigración en línea y pagar las tasas requeridas. Para las visas E-2, Roma sólo acepta la presentación electrónica de solicitudes y documentación de apoyo, incluyendo información sobre el(los) solicitante(s), propiedad del negocio, la inversión, que el negocio sea real y esté operativo y que el negocio no sea marginal. Un abogado capacitado de visas E-2 puede ayudar a asegurase de que la solicitud y la documentación de apoyo sea presentada en forma apropiada.

Luego que una solicitud ha sido recibida, el Consulado de EE. UU. en Roma confirmará la recepción o devolverá la solicitud si está incompleta o si su formato es incorrecto. Si es aceptada, entonces el consulado agendará una entrevista. Una ventaja de procesar una visa E-2 en Roma es que los adjudicadores son en general experimentados y exhaustivos, haciendo que el proceso sea relativamente sencillo para las solicitudes bien calificadas. Sin embargo, debido a que todas las visas E-2 para ciudadanos italianos son procesadas a través de Roma, tiene uno de los tiempos de espera más largos de Europa. A menudo puede tomar hasta (o más de) 3 meses obtener una cita para una entrevista.

Si es aprobada, una visa E-2 puede ser emitida a un ciudadano italiano por un período inicial de hasta 5 años. Después del ingreso inicial, el titular de una visa E-2 puede extender su visa siempre que el estado E-2 se mantenga. No hay límite para las renovaciones de visas E-2 de ciudadanos italianos.

Trabajar con abogados de visas E-2 experimentados

En Colombo & Hurd, tenemos una extensa trayectoria representando con éxito tanto a inversores como a empleados para obtener visas E-2. Hemos trabajado ampliamente con el Consulado de EE. UU. en Roma en forma frecuente y comprendemos las complejidades de presentar una solicitud en esta oficina. Si usted es un ciudadano italiano y está considerando aplicar para una visa E-2 en Roma o en cualquier otro lugar, por favor, póngase en contacto con nosotros en línea, o comuníquese con nuestra oficina en Orlando llamando al (407) 478-1111 o con nuestra oficina en Miami al (305) 455-0590 para agendar una consulta inicial.