La estudiante hondureña Kelsey Burke con TPS (permiso de residencia temporal) siempre quiso trabajar como abogada de inmigración. Sin embargo, a causa de su status en el país, no lo podía hacer. Con la intervención del abogado de inmigración Carlos Colombo, no sólo logró la conquista del caso para que pueda ejercer su carrera en los Estados Unidos, sino que esto también fue fundamental para influenciar en el cambio de la legislación de Florida el 2 de mayo de 2014. Gracias a la lucha del Sr. Colombo en el caso de Burke, todos los otros inmigrantes con TPS o los “Dreamers” también podrán disfrutar del mismo beneficio.