Visa para transferencia dentro de la misma compañía – Visa L-1

Las visas L-1, o de transferencia de ejecutivos, están disponibles para socios, altos ejecutivos o empleados de una compañía que tengan la intención de abrir una sucursal o que la tengan ya establecida en los Estados Unidos.

REQUISITOS GENERALES

La visa L-1 es un medio conveniente para transferir ejecutivos, gerentes y trabajadores con conocimiento especializado entre compañías afiliadas. En general, para poder calificar para una visa L-1, la compañía solicitante (la “Compañía” extranjera) debe demostrar que:

  • La Compañía y una entidad de EE. UU. tienen una relación calificada. Existen diversas formas de crear la relación requerida: La Compañía puede (1) operar una oficina sucursal en EE. UU., (2) constituir una subsidiaria en EE. UU., o (3) participar en una empresa conjunta calificada en EE. UU.; la Compañía extranjera debe tener el “control” de la compañía estadounidense, lo que significa poseer por lo menos 51% de las acciones de la entidad estadounidense.
  • El potencial beneficiario debe haber trabajado de forma continua para la compañía empleadora extranjera en un cargo ejecutivo o gerencial o como empleado con conocimiento especializado por lo menos un año, dentro de los tres años anteriores a la solicitud.
  • El empleado tiene la intención de ingresar a EE. UU. para trabajar en la compañía estadounidense afiliada en un cargo ejecutivo, gerencial o como empleado con conocimiento especializado. Esto significa que la persona debe gerenciar o dirigir a otros empleados dentro de la estructura de la compañía o tener conocimiento especializado como empleado y la compañía estadounidense debe estar preparada para contratar e incluir a dichos empleados en su nómina.
  • El empleado debe estar calificado para asumir el cargo ejecutivo, gerencial o de conocimiento especializado en EE. UU.
  • La compañía extranjera debe continuar operando mientras el empleado transferido de la visa se encuentre en EE. UU. (por lo menos hasta que se asegure la residencia permanente).

TIEMPO AUTORIZADO DE PERMANENCIA Y REQUISITO DE NUEVA OFICINA

Los Ejecutivos o Gerentes y sus familiares dependientes (únicamente esposa/o e hijos menores de 21 años) podrán permanecer en EE. UU. por un período no mayor de siete (7) años, mientras que los empleados de conocimiento especializado podrán permanecer por un máximo de 5 años.

Si la compañía estadounidense es una “nueva” oficina (es decir, no ha estado activa por más de un año), se otorgará la visa L-1 inicial por 1 año. Después de este período de un año, el peticionario debe demostrar que la compañía está operando activamente (es decir, mostrar un crecimiento en el número de empleados, aumento en los ingresos e incremento en el volumen de productos vendidos o servicios proporcionados). Si la compañía estadounidense no es una nueva oficina, entonces el período inicial de estadía será de 3 años.

BENEFICIOS DE CONVERTIR LA L-1 A RESIDENCIA PERMANENTE

La visa L-1 solo para Ejecutivos y Gerentes (no para empleados con conocimientos especializados) ofrece el beneficio de convertir su visa L1 a residente permanente en los Estados Unidos (mas comúnmente conocida como green card). La residencia permanente en EE. UU. permite a los ciudadanos extranjeros (1) residir, trabajar y estudiar en EE. UU. sin limitaciones, y (2) ingresar a EE. UU. sin permiso anticipado o límites de tiempo predeterminados. Sin embargo, para calificar para una residencia permanente, el beneficiario extranjero deberá primero obtener la aprobación de la solicitud para trabajador inmigrante. Los requisitos para calificar para la solucitud de trabajador inmigrante son las mismas que para una visa L-1. Por lo general, nosotros recomendamos que la solicitud de trabajador inmigrante se haga después de que hayan transcurrido entre 1-2 años como mínimo de tener la visa L-1, para así lograr que la compañía de Estados Unidos pueda establecer un récord de ventas/servicios y crecimiento, maximizando así las posibilidades de aprobación de la petición de residencia permanente. Por lo tanto, al menos una renovación de la visa L-1 es necesaria.

CÓNYUGES E HIJOS DEL EMPLEADO BENEFICIARIO

Como se describió anteriormente, los cónyuges e hijos menores de 21 años pueden acompañar al empleado portador de la visa L-1 a los EE. UU. bajo la categoría de visa L-2. Como dependientes del portador de la visa L-1, el cónyuge podrá obtener una autorización para trabajar una vez que se encuentre en los EE.UU. y los hijos podrán permanecer y estudiar en los EE. UU. legalmente.

Si usted está buscando un abogado especialista en los servicios de inmigración en los Estados Unidos, contacte hoy mismo a Colombo & Hurd, PL llamando al 1 (800) 549-5523 para agendar su primera consulta gratuita.

Reviews for Colombo & Hurd, PL
Review Date
Review
La firma de abogados Colombo Hurd junto con su asistente Luis Alberto Lopez Puedo decir que son muy profesionales ya que ellos llevaron mi caso y el de mi familia con emigración para una visa E2. Todo el tiempo estan muy pendiente incluso despues de haber sido aprobado. El acompañamientos de ellos en el proceso es muy fuerte te resuelven todas las inquietudes que tengas, te preparan un portafolio muy completo y ese mismo es el que le envian a emigración. Les cuento tambien que en mi entrevista con emigración fue muy corta ya que el paquete que ellos envian a emigración es tan completo que lo unico que me preguntaron fue solamente para validar información. Les recomiendo esta fuerte firma de abogados.
Rating
51star1star1star1star1star